22 de noviembre de 2020

¿Será suficiente el “BAZUKA” de Lagarde, si la crisis del Covid 19 se alarga?

Por Paco Muñoz

EL Banco Central Europeo está dando claras muestras de aprendizaje de lo sucedido en la Gran Recesión DE 2008, a través de la posible ampliación de su programa de estímulos frente a la pandemia del coronavirus y la intensificación de los rebrotes, en diciembre de 2020.

El flujo financiero continuo al sector privado

Se trata de no interrumpir el flujo financiero al sector privado, y para ello, el programa de compras de activos actual ( programas de expansión cuantitativa… ver libro ) por 80.000 millones mensuales de deuda ( 60.000 del PEPP y 20.000 del programa normal ) se verá ampliado en un
importe global aproximado de 420.000 millones, lo que dejaría las cifras globales en 2,2 billones de euros ¡¡¡ , eso sí que es un bazuka.

También trata de mantener la capacidad de apoyo de las entidades de crédito a la economía a través de las inyecciones de liquidez que se concretan en las mejoras ofrecidas en la financiación a largo plazo ( las famosas operaciones TLTRO III ver libro ) .

Las entidades bancarias pueden llegar a cobrar el 1% en estas operaciones si el crédito fluye al sector privado, claro.

En la última subasta de junio 2020 el BCE adjudicó a la banca 1,3 billones de euros

Pero, ¿Qué sucederá con las entidades bancarias?

Hasta aquí todo parece que va bien, pero ¿ qué sucede realmente en las cuentas de resultados de las entidades bancarias ? No existen problemas de liquidez, pero la solvencia se verá comprometida si no se buscan soluciones ad-hoc a los problemas generados por la pandemia, veamos los mecanismos que operan.

Las respuestas de política fiscal adoptadas se concretan en dos mecanismos fundamentales:

  1. Moratorias para deudas con garantía hipotecaria, con garantía personal y acuerdos sectoriales.

El saldo global de moratorias según datos del Banco de España asciende a 52.000 millones de euros ( aproximadamente un 8% del stock de crédito de las entidades españolas)

El tema importante, claro está, es el ajuste de las medidas a la duración de la crisis, de ahí la ampliación de plazos que estamos viendo por parte del Gobierno, ante la evidencia de un nuevo rebrote de virus.

  1. Línea de avales públicos, a través del ICO para favorecer a las pymes que a junio de 2020 ascendía a 87.000 millones de euros.

El sistema bancario llega a esta crisis con cifras de rentabilidad sobre fondos propios negativas ( ROE -7,3% en junio de 2020) y con caída de ingresos recurrentes en su cuenta de resultados por la disminución del consumo y la inversión.

Las moratorias están afectando en parte al devengo de intereses de sus operaciones de crédito y falta ver la tasa de conversión de estas operaciones en mora real, lo que afectaría de manera importante al ratio de dudosos.

La línea de avales públicos, aunque ha sido utilizada en parte como colchón de liquidez, también producirá su parte de morosidad en la parte del endeudamiento vinculada al tejido productivo que se destruya.

Posibles soluciones

Las soluciones pasan por considerar una parte del problema como coyuntural y tratar de aislarlo, bien a través de titulizaciones de las operaciones deterioradas y adquisición de las mismas por parte de entidades creadas ad-hoc ( bancos malos u otros ), con quitas incluídas y vinculación de las mismas a la parte del programa público de ayudas europeas no retornables.


¿Interesad@ en más información?

Muñoz, Francisco (2020). Respuestas públicas a la crisis financiera. En F. Muñoz, Si sale cara gano yo, si sale cruz pierdes tú: La crisis financiera de 2008. Causas, soluciones y aplicación a la crisis del coronavirus (pp.111-160). Sevilla: Punto Rojo Libros.

Muñoz, Francisco (2020). El caso español en profundidad. En F. Muñoz, Si sale cara gano yo, si sale cruz pierdes tú: La crisis financiera de 2008. Causas, soluciones y aplicación a la crisis del coronavirus (pp.161-223). Sevilla: Punto Rojo Libros.